Información segura para el desarrolo de Tus Tareas.

Licencia de Creative Commons
Reconocimiento No Comercial.

    Alejandro Magno

    Comparte

    fabi331xd

    Mensajes : 16
    PostPuntos : 120
    Fecha de inscripción : 12/05/2012
    Edad : 24
    Localización : yumbo

    Alejandro Magno

    Mensaje  fabi331xd el Lun Mayo 14, 2012 4:39 pm

    fue el rey de Macedonia desde 336 a. C. hasta su muerte. Hijo y sucesor de Filipo II de Macedonia. Filipo le había preparado para reinar, proporcionándole una experiencia militar y encomendando a Aristóteles su formación intelectual. Alejandro Magno dedicó los primeros años de su reinado a imponer su autoridad sobre los pueblos sometidos a Macedonia, que habían aprovechado la muerte de Filipo para rebelarse. Y enseguida –en el 334 a. C.– lanzó a su ejército contra el poderoso y extenso Imperio Persa, continuando así la empresa que su padre había iniciado poco antes de morir: una guerra de venganza de los griegos —bajo el liderazgo de Macedonia— contra los persas.5
    En su reinado de 13 años, cambió por completo la estructura política y cultural de la zona al conquistar el Imperio Aqueménida y dar inicio a una época de extraordinario intercambio cultural, en la que lo griego se expandió por los ámbitos mediterráneo y próximoriental. Es el llamado Período Helenístico (323–30 a. C.) Tanto es así, que sus hazañas le han convertido en un mito y, en algunos momentos, en casi una figura divina, posiblemente por la profunda religiosidad que manifestó a lo largo de su vida.6
    Tras consolidar la frontera de los Balcanes y la hegemonía macedonia sobre las ciudades-estado de la antigua Grecia, poniendo fin a la rebelión que se produjo tras la muerte de su padre, Alejandro cruzó el Helesponto hacia Asia Menor (334 a. C.) y comenzó la conquista del Imperio Persa, regido por Darío III. Victorioso en las batallas de Gránico (334), Issos (333), Gaugamela (331) y de la Puerta Persa (330), se hizo con un dominio que se extendía por la Hélade, Egipto, Anatolia, Oriente Próximo y Asia Central hasta los ríos Indo y Oxus. Habiendo avanzado hasta la India, donde derrotó al rey Poro en la batalla del Hidaspes (326), la negativa de sus tropas a continuar hacia Oriente le obligó a retornar a Babilonia, donde falleció sin completar sus planes de conquista de la península arábiga. Con la llamada "política de fusión", Alejandro promovió la integración de los pueblos sometidos a la dominación macedonia promoviendo su incorporación al ejército y favoreciendo los matrimonios mixtos. Él mismo se casó con dos mujeres persas de noble cuna.
    El conquistador macedonio falleció en circunstancias oscuras, dejando un imperio sin consolidar. El control sobre diversas regiones era débil en el mejor de los casos, y había partes del norte de Asia Menor que jamás se hallaron bajo dominio macedonio. Al morir sin nombrar claramente un heredero, le sucedió su medio hermano Filipo III Arrideo (323–17), que era deficiente, y su hijo póstumo Alejandro IV (323–9). Meros figurones, el verdadero poder estuvo en manos de sus generales, los llamados diádocos (sucesores), que iniciaron una lucha despiadada por la supremacía que conduciría al reparto del imperio de Alejandro y su fraccionamiento en una serie de reinos, entre los cuales acabarían imponiéndose el Egipto Ptolemaico, el Imperio Seléucida y la Macedonia antigónida.
    Alejandro es el mayor de los iconos culturales de la Antigüedad, ensalzado como el más heroico de los grandes conquistadores, un segundo Aquiles, o vilipendiado como un tirano megalómano que destruyó la estabilidad creada por los persas. Su figura y legado ha estado presente en la historia y la cultura tanto de Occidente como de Oriente a lo largo de más de dos milenios, y ha inspirado a los grandes conquistadores de todos los tiempos, desde Julio César hasta Napoleón Bonaparte.
    Expansion del Imperio de Alejandro Magno

    Contrariamente a lo que él creía, su aventura expansionista no recibe el acogimiento de las ciudades griegas sometidas por los persas, como Halicarnaso, dado que bajo el gobierno de éstos poseían una economía floreciente, entre otros factores. La batalla de Issus, Siria, es la victoria definitiva sobre Darío III, quien huye abandonando a su familia (madre, esposa e hijos). Estos reciben un trato excelente de parte de Alejandro.
    Llega a otras regiones de Asia donde es recibido como héroe. Luego de pasar por Fenicia y Palestina parte rumbo a Egipto, que le abre sus brazos como a un verdadero libertador. Gobernará este país por un largo periodo, fundando importantes ciudades como Alejandría. Inteligentemente respeta la religión egipcia que había sido vapuleada por Darío, autoproclamándose Faraón.
    Luego de un periodo breve de tranquilidad parte hacia el centro del poder persa para terminar su conquista. Cruza el Tigris y el Eufrates y se enfrenta nuevamente al rey persa en la batalla de Gagamela, una de las más impresionantes de la historia, donde 40000 soldados griegos y la dirección de un estratega militar grandioso, derrotan a fuerzas cercanas al millón de almas. Después cae Babilonia y Sussa aunque su ambición lo lleva a la mismísima capital persa (Persépolis) a quien somete sin dificultad. Desde Issus a Punjab, Alejandro parecía no tener limites. Respetuoso de la cultura asiática busca fusionar ambas culturas tomando para sí, incluso, ritos orientales. De hecho, se casa con Barsine, oriental con quien tiene un hijo: Heracles.

    De todas formas el único amor de Alejandro fue su amigo Hefestión, a quien conoció en la Academia de Mieza, de pequeño. La campaña se extiende durante 11 años hasta el asesinato de Darío a manos de sus propios súbditos, e inflinge en los hombres griegos un deterioro físico y moral difícil de sostener. Alejandro hace caso omiso a las debilidades de su ejército y a través del desierto afgano y con escasas provisiones, pasa por Ecbatana, Bactriana y Sugdiana, ciudades donde residían los sátrapas mayores de Persia y asesinos de su antiguo rey (Darío). En la travesía conoce a Roxana, princesa irania, y se casa por cuestiones políticas, Otro hijo a quien llamara Alejandro será el fruto de esa unión.

    El final de Alejandro Magno
    La crueldad fue parte de él y sus excesos poco a poco prepararían la pócima que habría de acabar con su vida. Una noche, tras una discusión insignificante, Clieto, su mejor amigo y hermano de Lenice, su institutriz, fue asesinado por Alejandro al ser cuestionado sobre sus métodos. Los dos días en que supuestamente lloró encerrado por el hecho, seguramente no hayan lavado la sangre de sus manos. A su regreso a Sussa, “contrae fiebre” y muere a los 32 años de edad. En realidad los pormenores de su muerte son motivo de divergencias históricas. Para algunos murió de paludismo o malaria; para otros de leucemia; y para muchos, envenenado por el mismísimo Aristóteles. Lo cierto es que toda Grecia lo veía como un tirano nefasto.

      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 4:37 pm