Información segura para el desarrolo de Tus Tareas.

Licencia de Creative Commons
Reconocimiento No Comercial.

    Las Fuerzas (Introducción)

    Comparte

    Cristian Ospina
    Admin

    Mensajes : 104
    PostPuntos : 309
    Fecha de inscripción : 11/05/2012
    Edad : 31

    Las Fuerzas (Introducción)

    Mensaje  Cristian Ospina el Dom Mayo 13, 2012 4:40 pm

    En la antigüedad, el gran sabio Aristóteles pudo observar que al empujar un cuerpo redondo este giraba sobre si mismo hasta detenerse algunos momentos después. Esto hizo suponer a Aristóteles que para que un cuerpo pudiera mantenerse en movimiento era necesario que una fuerza actuase de continuo sobre él.

    Debieron pasar casi dos mil años para que Copérnico y Galileo refutaran esta idea. Y es que gracias a los estudios de estos dos grandes hombres se pudo establecer que los cuerpos que estaban en movimiento tenían la tendencia natural a continuar en movimiento y que si se detenían era por que una fuerza actuaba sobre hasta detenerlo. Más tarde, a esta fuerza, se le llamaría fuerza de rozamiento.

    Las fuerzas se encuentran presentes en todo el acontecer diario y aunque suele tenerse entre la mayoría de la gente una concepción que no es del todo igual a la que se tiene en la ciencia física, suele acercarse bastante. El concepto de fuerza es muy instuitivo. Se le reconoce como la causa de que un cuerpo cambie su estado de movimiento al proporcionale una aceleración. De manera que si un cuerpo se encontraba detenido pasará a moverse y si estaba moviendose a cierta velocidad constante pasará a moverse más rápido, más lento o a detenerse.

    Entendido lo anterior, pudieramos confundirnos al pensar que un cuerpo que se encuentre detenido o que se mueva a velocidad constante, está en esa condición debido a que no actúa ninguna fuerza sobre él, pero lo cierto es que dos fuerzas pueden actuar sobre un cuerpo y no provocar alteraciones en su estado de movimiento debido a esas fuerzas se balancean entre sí. Es decir, la fuerza neta o resultante que actúan sobre el cuerpo es cero, por lo que no producen aceleración.

    Hoy en día, al contemplar como ha evolucionado la manera en la que se ha interpretado la física en la antigüedad por parte de Aritóteles, como esos conceptos fueron sacudidos posteriormente por Copérnico, Galileo y la genialidad de Newton y, más actualmente, vemos como esas concepciones han visto nuevos horizontes a través de los ojo de Einstein y Hawk, comprendemos que solo existe una visión limitada de la física que puede ser ampliada nuevamente cuando menos lo esperemos.

      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 4:37 pm